belly painting
Inspirate

Belly painting: tu barriga como lienzo

¿Conoces el belly painting? Es la última tendencia entre mujeres embarazadas que desean tener un recuerdo original y bonito de una etapa irrepetible. Es una experiencia divertida y muy creativa y animamos a todas las futuras mamás a probarlo.

Belly painting, ¿qué es?

Aunque sea una tendencia actual, el body painting es tan antiguo como la propia humanidad.  No hay lugar ni civilización en toda la geografía del planeta que no se haya dedicado al arte de utilizar la piel como lienzo. Con diferentes propósitos y métodos muy dispares, pero siempre tratando de hacer algo bonito y un poco transcendente. Y así, como parte de la evolución natural, ha llegado la moda de utilizar la barriga gestante para cubrirla de dibujos. Se llama belly painting y ya son muchas las celebrities que se han apuntado y han contribuido a popularizarlo. Elsa Pataky, Mariah Carey, Alanis Morrissette, Alessandra Ambrosio o Hillary Duff son algunas de las mujeres conocidas que han decorado su panza y han compartido sus fotos en redes sociales.

El momento perfecto para hacerse un belly painting y una sesión de fotos es entre la semana 30 y la 32 del embarazo. La tripa está ya grande, pero no enorme. La piel está lo suficientemente tersa para que las pinturas se apliquen bien y luzcan mejor.  El embarazo es un momento muy especial en el que la mujer experimenta sensaciones que no se volverán a repetir. Por eso la mayoría desean inmortalizarlo de alguna forma que a la vez exprese esos sentimientos de expectación y alegría que embargan a la futura mamá. Todo esto se puede plasmar en un dibujo sobre la, ya de por si preciosa, barriga de embarazada. 

¿Qué vamos a necesitar?

Lo primero, por supuesto es elegir quién nos va a pintar la barriga. A algunas madres que ya tienen hijos, les gusta dejar que sean ellos quienes desplieguen su imaginación artística sobre la tripa de mamá.  Otras prefieren contar con un diseño más elaborado y ponerse en manos de profesionales de este tipo de maquillaje. Existen centros especializados en belly painting y en sus servicios suelen incluir una sesión de fotos.

Para las fotos, lo ideal es vestir ropa neutra que no le reste protagonismo a la barriga. Por ejemplo un top y un pantalón blancos o negros. Del mismo modo, el escenario para el reportaje fotográfico debe ser neutro y sobrio. Sin decoración ni atrezzo y con una buena luz. La protagonista absoluta de las fotos debe ser el dibujo, la barriga y la madre.  Si lo haces por tu cuenta puede quedar genial, pero si le dejamos el trabajo a manos profesionales, la verdad es que se nota mucho el resultado. Y la ocasión lo merece.

belly painting

Materiales

El tipo de pinturas que se utilizan para estos trabajos son antialérgicas y sin olores y, aunque pigmentan mucho, son muy fáciles de retirar. Las puedes encontrar en forma de lápiz, y en pintura en crema para aplicar con pincel o esponja. Todo depende de los detalles que desees incorporar en tu diseño.  La variedad de diseños es infinita, así que lo mejor es que recopiles dibujos inspiradores para poder escoger lo que más te representa a ti, al bebé y a este momento de tu vida.

El belly painting no es solo una forma de inmortalizar la aventura del embarazo. También es un momento placentero, para la madre y para el bebé. Las sensaciones del pincel deslizándose por la piel son muy agradables. Muchas mujeres sienten que el bebé comienza a moverse al sentir el cosquilleo. ¿No te apetece probar?

belly painting

belly painting

belly painting

belly painting

(Visited 38 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *