Boda

Boda de invierno, ¿te atreves?

Hoy os traemos inspiración para celebrar una preciosa boda de invierno. Son muchas las parejas que escogen la época estival para casarse, sin embargo el invierno es una época con muchas posibilidades y que permite crear un escenario romántico, acogedor y único.

Una boda de invierno: ahorro y originalidad

Por otra parte, al encontrarnos fuera de temporada, podemos disfrutar de algunas ventajas. Las fincas, restaurantes y hoteles para eventos y banquetes tienen tarifas reducidas en esta época. En ocasiones también ofrecen ofertas muy interesantes que pueden suponer un considerable ahorro sin tener que renunciar a nada. De hecho, casarse en invierno está comenzando a ser una tendencia por la que se decantan las parejas de novios que desean distinguirse de los demás y hacer algo diferente y original.

En primer lugar en una boda de invierno podemos plantearnos una decoración totalmente distinta a lo tradicional. La idea es crear un espacio romántico, mágico, cálido y acogedor. Para ello podemos utilizar elementos propios de la época como piñas, ramitas de abeto, flores de temporada, bodegones de alimentos también de temporada (castañas, frutos rojos), además de bombillas de luz tenue y muchas velas y candelabros. El resultado será mágico. Incluso puedes algún cactus, que le dan un toque muy especial a la decoración como puedes ver aquí.

boda de invierno-

Para el bodegón de bienvenida existen cientos de posibilidades. Una sencilla pizarra rodeada de candiles junto a un trineo decorado. Una tabla de madera con restos de nieve con los detalles del menú y unos patines sobre hielo llenos de flores. O unas cestas llenas de suaves manitas para los invitados, por proponer algunas ideas.

Por supuesto no puede faltar un bar de chocolate caliente, tés, crepes o castañas asadas para entonar el cuerpo. Y durante el banquete lo ideal es contar con una buena chimenea encendida en el salón. Un elemento que no se ve en las bodas típicas y que crea una atmósfera muy acogedora. En el catering, no podemos olvidarnos de incluir alguna sopita caliente que hará las delicias de todos.

boda de invierno

La Dama de las Nieves

Los regalos para los invitados también pueden tener ese toque invernal que nos encanta. Las alternativas son muchas. Por ejemplo bufandas de colores, botes con preparados para hacer bizcochos, tazas de metal esmaltado personalizadas, tarros de miel o jabones artesanales.

Otra de las ventajas de organizar una boda de invierno es que la naturaleza ofrece un aspecto espectacular, sobre todo si celebramos el evento en una zona de montaña donde el paisaje esté nevado. La nieve le da un toque distinto de romanticismo a una boda, un encanto muy especial de cuento de hadas que no tienen las bodas estivales. Además, los tonos fríos consiguen la luz perfecta para unas fotos realmente espectaculares. ¿Y el vestido de novia? Hay diseños preciosos un poco más abrigados que se pueden combinar con exquisitos chales, elegantes boleros o larguísimas capas con capucha que nos recordarán a la Dama de las Nieves.

Como ves, casarse en invierno tiene un montón de ventajas, es más original y podemos conseguir una boda de ensueño muy especial.

boda de invierno

boda de invierno

boda de invierno

boda de invierno

 

boda de invierno

(Visited 44 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *