Trend Alert!

Bodegones o tablas abundantes

Una nueva tendencia ha llegado a nuestras mesas. Se trata de los bodegones o “tablas abundantes”. Consiste en organizar un buffet pero exponiendo la comida en forma de bodegones decorativos. Así, los alimentos quedan más realzados y apetecibles y se aprovecha al máximo todo el espacio disponible. Y además crea un ambiente especial y acogedor.

Lo mejor de este tipo de servicio es que permite que los invitados y los anfitriones puedan interactuar mejor unos con otros. Así cada uno puede elegir con qué personas desea compartir el momento lo que garantizará que todo el mundo se sienta a gusto. Además, el ambiente es un poco más relajado por lo que cada cual se sentirá más libre de ser espontáneo y sacar lo mejor de si.

Muchas empresas de catering ya ofrecen este servicio para eventos como bodas. Además incluyen varios camareros que irán reponiendo las tablas o los elementos del bodegón, a medida que se vayan terminando.

Ventajas de utilizar bodegones

  • Ofrecen una gran versatilidad y encajan con cualquier estilo de celebración. Desde bodas a fiestas de cumpleaños. Solamente hay que cambiar los elementos decorativos para darle un aire completamente distinto.
  • Son más económicos que un catering de menú tradicional.
  • Se pueden personalizar fácilmente para que hagan alusión a una temática concreta. Por ejemplo, utilizando una tabla de surf como mesa en una fiesta surfera, o sobre barriles si sois amantes del vino, etc.
  • Permiten un mejor aprovechamiento de todos los espacios y sirven para “vestir” rincones a modo decorativo.

bodegones boda

Cómo preparar un bodegón

Por lo general la idea de los bodegones tiene un toque rústico y agradable que llama mucho la atención. Lo único que hay que hacer es jugar con los sabores y los colores. Estas son algunas pautas que debes seguir para crear bodegones bonitos:

  • Dependiendo del evento, puedes hacer varios, uno de aperitivos, otro vegetariano, uno exclusivo para postres, etc.
  • Los de quesos son un éxito seguro. Dispón una gran variedad de quesos diferentes y mezcla acompañamientos que realcen el sabor como algunas frutas, encurtidos, distintos tipos de pan o frutos secos.
  • Sirve los alimentos sobre tablas de madera, para mantener ese aspecto rústico, casual y casero. Aunque los soportes para pasteles, fruteros de varios pisos, tablas de mármol o elementos de porcelana también permiten una presentación muy cuidada.
  • Incluye algún centro decorativo con plantas, piñas, candelabros, flores, ¡lo que se te ocurra!

 

 

  • Dispón la mesa con el bodegón en el centro de la estancia. La idea es que los comensales puedan situarse alrededor y moverse libremente para servirse mientras charlan unos con otros.
  • Atrévete a darle un toque “despeinado”. Suelta puñados de nueces sobre la mesa, deja un cuchillo cortando una loncha de queso, o una cuchara dentro de un tarro. Esto dará una sensación como de casa propia a los invitados y se sentirán mucho más cómodos en el momento de comenzar a comer.

Desde luego es una opción muy interesante, tanto para fiestas formales como para las celebraciones en casa. Cada vez hay más gente que rechaza eso de sentarse a la mesa a comer durante varias horas. Aunque es más elegante, no es socialmente tan práctico como los bufés o los bodegones de tablas abundantes. Así, no renunciamos al placer de la comida, ni al de conversar con todos los amigos que podamos y no solo con el que se siente a nuestro lado.

 

bodegones

bodegones

bodegones

bodegones

 

(Visited 46 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *