propósitos
Actividades

Tips para cumplir los propósitos de año nuevo

Con la llegada de un nuevo año es tradición hacer listados de propósitos.  Suele tratarse de metas que queremos conseguir, objetivos que hemos ido posponiendo o aspectos que queremos mejorar en nuestra vida. Es genial marcarse propósitos, el problema es que si no somos demasiado realistas terminamos frustrándonos por no cumplir nuestras propias expectativas. Y al final nos vemos de nuevo con las uvas en una mano y la misma lista exacta de propósitos sin cumplir en la otra. Pero hay algunos trucos que nos pueden motivar a alcanzar esos logros que nos hacen tan felices. Estos son algunos muy fáciles de aplicar.

Escribir una carta

Plasmar las cosas por escrito es muy eficaz para ordenar nuestras ideas. Pero no solo se trata de hacer un simple listado. Lo ideal es intentar identificar por qué nos hemos marcado ese propósito y qué esperamos conseguir con ello. Así tendremos mucha más clara la motivación. También se recomienda establecer metas muy concretas porque así es más fácil cumplirlas. Por ejemplo, no vamos a escribir “comer más sano”, mucho mejor “comer una pieza de fruta al día”. En vez de “tener más vida social”, anotaremos, “quedar con amigos una vez por semana”.

Retos a corto plazo

Lo de emocionarse con los propósitos de año nuevo y pecar de ambiciosos no suele funcionar. Generalmente, porque los grandes planes suelen ser a largo plazo y si la vida se complica, que suele pasar, terminamos abandonando al poco tiempo. Al final se trata de ir descomponiendo esos objetivos en desafíos más pequeños y a corto plazo. Así, iremos subiendo peldaño a peldaño y cuando nos queramos dar cuenta estaremos en lo alto de la escalera. Y además, habremos disfrutado del camino. Un ejemplo: si nuestra meta es aprender a bailar salsa, nos plantearemos como objetivo, ensayar una hora a la semana.

Premiarse por cada logro

Para mantener la motivación hay que premiarse. Cada vez que hagamos una acción que nos acerque a nuestro objetivo, merecemos celebrarlo. Así disfrutaremos mucho más del proceso y conseguiremos un buen auto refuerzo. Podemos elegir algo especial que nos guste mucho, como ir al cine o cenar en ese restaurante preferido. Con el tiempo, esas acciones se irán integrando en nuestros hábitos y no será tan necesario ese premio.

Hacer un balance

No siempre vamos a poder cumplir con los objetivos que nos hemos propuesto. En esos casos, es un buen ejercicio sacar de nuevo el papel y el lápiz y anotar los motivos y las circunstancias que nos lo han impedido.  También podemos anotar qué soluciones necesitamos implementar para facilitarnos la tarea. La sinceridad es importante.  Puede que descubramos que esta meta en realidad no nos satisface tanto. O bien que necesitamos hacer cambios en nuestro ritmo de vida para poder alcanzar nuestros sueños o satisfacer esos deseos de autorrealización.

Propósitos en familia

Una idea muy bonita es hacer una lista de propósitos en familia, además otra individual, si se desea. Estas son algunas propuestas interesantes:

  • Dedicar un rato a la semana a leer.
  • Ir todos los fines de semana a hacer algún tipo de actividad física (senderismo, paseo en bicicleta, patinaje, etc.).
  • Hacer una actividad especial juntos una vez al mes.
  • Asignar tareas domésticas para que todos puedan tener más tiempo libre.
  • Dedicar un rato al día para comunicarse y explicar cómo nos sentimos.
  • Crear una tradición familiar.

¿Qué te parecen estos consejos para los propósitos de este año? Ojalá podáis cumplirlos, si no todos, al menos una parte.

Deja una respuesta