Experimentos científicos caseros para niños y niñas
Actividades

Experimentos científicos caseros para niños y niñas

Durante las vacaciones de verano, los peques disfrutan de mucho tiempo libre, y en ocasiones el día puede hacerse largo incluso. Ir a la piscina o a la playa, acudir a algún campamento urbano, jugar a la consola o ver películas, son algunas de las actividades de ocio favoritas, pero aun así al cabo de los días puede llegar a resultar aburrido. Así que les toca a los adultos de la casa idear planes y propuestas para llenar todo ese tiempo, y si puede ser de forma constructiva o creativa. ¿Qué tal hacer experimentos científicos?

Experimentos científicos sencillos y sin peligro que les harán flipar


Hay estudios que demuestran que los niños discurren, de forma natural y espontánea, como científicos. Su razonamiento y su forma de conocer el mundo se basa en el método científico (hipótesis y comprobación; ensayo y error). Es por eso, y por su curiosidad innata, que les encantan los experimentos científicos. Así que ahí tenis algunos experimentos sencillos que se pueden hacer en casa y que les dejarán con la boca abierta.

El plato mágico


Este experimento es ideal para enseñarles la importancia de lavarse las manos. Consiste en tomar un plato con un poco de agua y poco de pimienta molida, que representa el virus o los microbios. Al echar jabón en esa agua, el ‘virus’ desaparece en un instante. Lo mismo ocurre cuando nos aseamos con agua y jabón.

Volcán en erupción


Fabricar un volcán en erupción es uno de los experimentos científicos caseros más llamativos y populares. Permite a los peques descubrir el poder de la física, y solo necesitamos unos ingredientes muy comunes: vinagre y bicarbonato, que al mezclarlos generan una espuma que gana volumen rápidamente. Para hacer este volcán usaremos una botella de plástico y la cubriremos con arcilla, barro o arena, para darle forma de volcán. La boca de la botella será el cráter. Después introducimos dos cucharadas de bicarbonato de sodio, dos cucharadas de jabón líquido (para que la espuma sea más espectacular) y una cucharada de colorante alimentario, para que lo tiña todo de rojo y parezca lava de verdad. Después solo hay que verter medio vaso de vinagre y esperar la reacción. La espuma comenzará a subir hasta desbordarse por el cráter.

Globo sin aire


Otro experimento de química sorprendente que les encantará porque parece un truco de magia. Hay que llenar con vinagre un tercio de una botella de plástico. Por otro lado, metemos un poco de levadura dentro de un globo, con ayuda de un embudo. El siguiente paso es poner la boca del globo en el de la botella ladeando un poco el globo para que la levadura no caigo en la botella. Una vez unidos, podemos levantar el globo para permitir, ahora sí, que la levadura se mezcle con el vinagre de la botella. Veremos que se forman unas burbujas y el globo empezará a hincharse sin más. ¿La causa? La mezcla de las dos sustancias hace que se libere CO₂.

Moneda desaparecida


Las leyes de la física son las responsables de lo sorprendente de este experimento. También es muy sencillo. Hay que colocar una moneda sobre la mesa y poner encima un vaso de cristal transparente con la boca hacia arriba. Después se pone un plato encima del vaso, para que la moneda solo se pueda ver a través de las paredes. Cuando el niño se haya asegurado de que la moneda está ahí, retiramos el plato y llenamos con agua las tres cuartas partes del vaso. Colocamos el plato encima de nuevo, y la moneda habrá desaparecido. Se trata de un efecto óptico provocado por la refracción que modifica la dirección de la luz.

Agua que no se vierte


Otro de los experimentos científicos que suelen dejar a los niños muy sorprendidos, y a muchos adultos también. Llenamos un vaso de agua, esta vez hasta el borde, y lo tapamos con un trozo de cartulina o cartón fino. Después, mantenemos la cartulina pegada al vaso con ayuda de los dedos o una regla ancha, y le damos la vuelta al vaso. La cartulina se quedará fija en el borde del vaso como si fuese una tapa. Esto pasa porque al estar el vaso completamente lleno, no hay espacio para que entre el aire y genera un efecto de vacío.

Estos son algunos de los muchos experimentos científicos que se pueden hacer en casa en esos días en los que no hay otro plan. Si tienes más ideas, no dejes de compartirlas aquí. ¡Feliz verano!

Este artículo tiene 1 comentario

  1. Pingback: Las mejores recetas para hacer SLIME casero ▶ ¡Descúbrelas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *