Ideas para sorprender a los niños en la noche de Reyes
Navidad

Ideas para sorprender a los niños en la noche de Reyes

Seguro que ya estás pensando en la noche de Reyes, que está a la vuelta de la esquina. Es un momento mágico, no solo para los más pequeños, también para las mamás y los papás que lo organizan todo y se contagian de esa ilusión infantil que ojalá jamás perdiésemos. Todo es emocionante, desde la carta a Sus Majestades, la entrega a los pajes, ver a la comitiva en la Cabalgata la noche del 5 de enero, colocar los zapatos bajo el árbol… Pero el momento más feliz es cuando por la mañana de Reyes, los peques se levantan para ver y abrir sus regalitos.

Sorprender (aún más) en la noche de Reyes

En realidad, con el paso del tiempo nos olvidamos de los regalos. Lo que recordamos más vívidamente es la ilusión, la magia, esos nervios en la tripa. Sensaciones intensas y maravillosas que podemos hacer aún más inolvidables. Toma nota de estas ideas.

El guante olvidado

¿Qué tal si uno de los Reyes Magos, en sus quehaceres nocturnos, se olvida un guante? Los niños suelen alucinar con esto, porque se convierte en una prueba física e irrefutable que han estado allí. Puedes proponerle que lo mantenga a buen recaudo para poder devolvérselo al año siguiente. Así podrá volver a tener la pareja completa de guantes. Si además, le da las gracias con una nota por haber recuperado su guante, la satisfacción del peque será aún más grande. Simplemente, hay que comprar un típico guante blanco de disfraces en cualquier bazar.

Carta personalizada

Esta idea para sorprender en la noche de Reyes es un clásico aunque pocos padres lo hacen. Sin embargo, merece mucho la pena solo por ver la cara del destinatario, sobre todo si se hacen alusiones a cosas concretas del niño, para que alucine con la sabiduría de los Magos que todo lo ven. En internet se pueden encontrar plantillas tipo pergamino, de esos que se enrollan, para darle un toque más exótico y antiguo, y que resulte más creíble.

Las huellas de los Reyes

Otra forma sorprender a los peques, es dejar por toda la casa las huellas que los Reyes Magos han ido marcando a su paso. Simplemente, hay que hacer una plantilla en papel o cartulina marcando la pisada y después rellenarlas con una pizca de harina. Pueden ir  desde el balcón, hasta el pie del árbol, o incluso hasta el dormitorio, o hasta la cocina porque uno de ellos tenía un poco de sed. Esto puede ser tan divertido para los adultos como para los niños.

Un beso mágico

La noche de Reyes los niños pueden recibir un beso mágico de sus Majestades, mientras duermen. Esto solo es posible si el niño tiene un sueño lo suficientemente profundo, de lo contrario corréis el riesgo de que os pillen. La idea que despierten con un beso en la mejilla que se quede ahí varios días porque es, precisamente, un beso mágico. Se puede hacer con pintalabios permanente o con alguna tinta indeleble.  

La foto de los Reyes

Si aún con estas pruebas de la presencia de los Reyes en casa no es suficiente, podemos ir a por algo más evidente: una foto. Se quedarán totalmente boquiabiertos si ven a Sus Majestades en su propio salón. ¿Cómo conseguir esto? Existen algunas apps gratuitas que permite hacer una foto del salón y luego añadir una imagen de un rey mago, los tres y hasta los camellos. Pero ojo, esto solamente cuela en caso de niños pequeños, los mayores en seguida pueden darse cuenta de que hay truco.

¿Qué te parecen estas ideas para sorprender a los peques en la noche de Reyes? Pon alguna en práctica y veréis como la magia y la emoción se multiplica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *